slide7

ARTROSCOPÍA TOTAL DE CADERA Y DE RODILLA

Hablar de envejecimiento, es hablar de los efectos adversos del paso del tiempo en un ente biológico, es decir que un organismo ha declinado y su posibilidad de adaptación se ha deteriorado. Esto a su vez nos obliga a pensar en las consecuencias médicas, psicológicas, socioeconómicas y familiares, mismas que casi siempre son adversas.

Las personas ancianas requieren en muchas de sus atenciones, de recursos cada vez mayores y de mejor calidad. La esperanza de vida en nuestro país cada vez va en aumento, dando un mayor número de ancianos que viven más; y esto no es un logro de las instituciones de salud por si solas, ya que a su vez lleva implícito un aumento considerable en las enfermedades tanto de las ya conocidas como de otras nuevas.

Algunas de estas enfermedades y la persistencia en el individuo ocasionan el detrimento de las condiciones de salud, que pueden manifestar deficiencias en diferentes aparatos o sistemas de un determinado organismo. Estos detrimentos logran cada vez más ser substituidos por elementos de nueva creación, permitiendo mejores condiciones de vida en el individuo. La población anciana en el mundo aumenta considerablemente tanto en porcentaje como en forma absoluta por país creando necesidades de atención en todos los rubros. Uno de ellos son las enfermedades inflamatorio-degenerativas de las articulaciones, hoy conocidas como “OSTEOARTROSIS”.

La Osteoartrosis es una enfermedad en la que el cartílago va sufriendo desgaste progresivo y paulatino. Se conoce como “Coxartosis”, al desgaste articular de la cadera y “Gonartrosis” en la Rodilla. En los grados más avanzados encontramos pacientes que manifiestan diferentes síntomas relacionados con la limitación funcional progresiva, siendo el principal, dolor intenso y disminución de sus actividades de la vida diaria, que se incrementan a medida que pasa el tiempo. En pacientes obesos los síntomas y complicaciones pueden ser peores.

Los tratamientos van desde manejo conservador con antinflamatorios, control de peso y reposo relativo durante periodos prolongados hasta correcciones angulares con osteotomías en los huesos afectados. En el grado más avanzado, los pacientes requieren de tratamientos radicales. Esto consiste en reemplazar la articulación afectada por una prótesis.

Existen diferentes tipos y clases de prótesis y pueden ser colocadas en diferentes articulaciones. Las principales son las caderas, las rodillas y en menor frecuencia el hombro, el tobillo y el codo respectivamente. La Cadera y la Rodilla son las articulaciones más grandes del cuerpo, además de ser dos articulaciones de carga muy importantes que se utilizan en la mayoría de los movimientos que realiza el cuerpo.

ARTROSPLASTÍA TOTAL DE CADERA (ATC)

Existe dos tipos básicos de prótesis: Cementadas y No Cementadas, y cada una de ellas tiene sus indicaciones específicas.

Las prótesis Cementadas se colocan regularmente en personas mayores que tienen una capacidad limitada de osteointegración y que por tal motivo requieren de un soporte que brinde estabilidad a la prótesis desde el momento de su colocación. Dicha estabilidad la proporciona un cemento para aplicación ósea que se le denomina: Polimetilmetacrilato (PMM). El PMM tiene una historia de más de un siglo y sus primeras aplicaciones fueron en Odontología, posteriormente en Neurocirugía y en la década de 1950, se le dio su aplicación en prótesis de cadera. La forma física del PMM está compuesta de un monómero y un polímero, que al combinarse producen una reacción química denominada “Polimerización”. Al efectuarse esta reacción, se aumenta la temperatura del compuesto, tornándose duro y se une a la superficie con la que está en contacto. Todo este proceso químico se lleva a cabo en cuestión de dos a cinco minutos, dependiendo de la casa comercial que lo fabrique o las combinaciones con otros elementos (por ejemplo antibioticos). Por tal motivo se debe de mezclar y depositar en el canal femoral o copa acetabular en el que se colocarán los elementos de la prótesis antes que se produzca la polimerización. Algunos vástagos requieren de centralizador al ser colocados con cemento.

ARTROSPLASTÍA TOTAL DE RODILLA (ATR)

La rodilla cuenta con un complejo sistema fisiológico y biomecánico que incluye una serie de componentes anatómicos con funciones especializadas. Para llevar a cabo todas estas funciones se requiere que todos los elementos participen de manera uniforme con un equilibrio de los ejes anatómicos y biomecánicos. Cuando existe algún desequilibrio entres estos ejes, suceden trastornos en las cargas, cabe el dicho: “Anatomías normales con cargas anormales, desencadena Osteoartrosis; Anatomías anormales con cargas normales, provoca también Osteoartrosis. Y anatomías anormales con cargas anormales, mayor y precoz Osteoartrosis”.

Existen varios grados de Osteoartrosis, llamada en la Rodilla Gonartrosis, que cada uno de ellos dependerá de la presencia de alguno de estos términos aplicados a la evaluación radiográfica. En los primeros grados de Gonartrosis los pacientes pueden ser tratados con antinflamatorios, control de peso y medidas generales, además de terapias enfocadas a mejorar la sintomatología dolorosa. En los grados intermedios existen diferentes tipos de opciones de las cuales podemos echar mano; mediante la realización de osteotomías correctoras de ejes mecánicos o fisiológicos afectados, utilizando fijadores externos o placas y tornillos de acuerdo a los requerimientos de cada paciente, además de limpiezas articulares con la utilización del recurso de la Artroscopía. Estos recursos pueden tener una respuesta variable y tiene como objeto, evitar que avance la Gonartrosis a estados más avanzados, sin embargo existen pacientes que a pesar de la aplicación de diferentes tipos de terapéuticas, no pueden evitar el avance del desgaste de la rodilla.

DR. OCTAVIO NAVARRO GRANO

CIRUJANO ORTOPEDISTA

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *