EPIDEMOLOGÍA

El Deporte más jugado en el mundo es el Fútbol. De acuerdo con la última encuesta de la FIFA, lo juegan aproximadamente unos 265 millones de individuos, de los cuales, menos del 1% lo hacen de manera profesional y el 10 % del total son mujeres. En nuestro país es el Deporte que también tiene más cantidad de aficionados. Incluso, se podría decir que existen familias que respiran el Futbol y que se transmite el gusto por tal juego de generación en generación.

Existen diferentes niveles de competencias por medio de las cuales podemos expresar tanto nuestro gusto y afición, como nuestras habilidades y van desde el nivel aficionado, que solo va a ver los partidos o jugar ocasionalmente a la pelota en un campo improvisado o incluso en la calle, hasta el nivel profesional, pasando por los niveles amateur, torneos de inter-empresas, entre otros.

TIPO DE DEPORTE

El Fútbol es un deporte de contacto por excelencia, que exige una tremenda condición y mucha fuerza para llevarlo a cabo, principalmente en las piernas. Como vimos arriba, los jugadores que practican el Deporte de manera profesional solo es un pequeño porcentaje en el mundo, todos los demás, lo practican en condiciones inadecuadas en cuanto a indumentaria, tipo de cancha, capacitación físico-deportiva y la frecuencia de la práctica. El inconveniente de jugarlo de manera ocasional o cada semana, implica que el cuerpo no se encuentra suficientemente capacitado físicamente para ser sometido a esfuerzos repentinos o cargas intensas rotacionales, características de este tipo de juego. Por tal motivo ocurren lesiones con mucha frecuencia.

Por ser un Deporte de contacto, existen muchos tipos de lesiones en el Futbol. Desde los golpes simples que todos en cada partido nos llevamos hasta lesiones muy graves que nos pueden dejar incapacitados por lo menos durante un tiempo.

TIPOS DE LESIONES

Dos clases de lesiones son las más frecuentes en el Futbolista:
➢ Esguinces de Tobillo
➢ Lesión de Ligamento Cruzado Anterior

Existen otros tipos de lesiones que también ocurren al momento de practicar el Futbol, con relativa frecuencia, pero por su combinación de frecuencia con gravedad, nos ocuparemos de las Lesiones de Ligamento Cruzado Anterior.

ANATOMÍA

La rodilla es la articulación más grande del cuerpo y tiene gran importancia para la marcha, la posición estable del cuerpo humano en pie y el mecanismo extensor del miembro inferior por su función de polea. Para llevar a cabo todas las funciones de movimientos de forma adecuada, la rodilla cuenta con los ligamentos que le dan la estabilidad a la misma, que en orden de importancia son:
➢ Ligamento Cruzado Anterior.
➢ Ligamento Cruzado Posterior.
➢ Ligamento Colateral Medial.
➢ Ligamento Colateral Lateral.

Existen otros elementos que también ayudan a mantener estable a la rodilla como son: La fuerza muscular y la cápsula articular, que en sociedad con los meniscos cumplen un gran trabajo. Cuando alguna de estas estructuras se lesiona en alguno de sus grados, como desgarro, elongación o ruptura, la rodilla presenta datos de “Inestabilidad”. Que pueden ser Anterior, Posterior, Lateral o Medial, dependiendo de la estructura dañada.

IMPORTANCIA DE LA LESIÓN

La rodilla se encuentra biomecánicamente diseñada para funcionar congruentemente como los engranes de una máquina perfecta. Sin embargo, cuando una de las estructuras anteriormente mencionadas sufre una lesión, sin importar cual sea el grado de la misma, comienza a existir una función errónea de la rodilla. Esto implica que no se encuentra congruente. Hagamos una comparación burda con los pistones y los cilindros de una máquina, que deben de tener el tamaño perfecto y congruente para poder hacer caminar a un auto. Si no es a sí, la maquina comienza a deteriorarse hasta que deja de caminar.

Algo similar le ocurre a la rodilla, ya que estas estructuras, requieren de una congruencia exacta para poder llevar a cabo su función. Si se daña específicamente el Ligamento Cruzado anterior, la rodilla es incapaz de realizar funciones adecuadas de marcha, carrera, carga, salto o rotaciones, que se manifiesta por dolor en cualquiera de los siguientes movimientos.

Una característica importante de esta lesión, es que casi nunca viene sola. Por lo regular se acompaña de lesiones en el menisco o en Ligamentos colaterales, con más frecuencia el colateral medial. Cuando se presenta de manera aislada, además del dolor, suele provocar que la marcha se de manera incongruente, lo que provoca que a cada paso dañemos otras estructuras, mientras la lesión principal no se halla reparado. Durante un día normal de actividades de rutina, una persona realiza aproximadamente 4,000 pasos, de los cuales son la mitad para un lado y la mitad para otro. Por lo tanto la reflexión se refiere a que en un día, una Rodilla lesionada del Ligamento Cruzado Anterior, aumenta potencialmente y daña estructuras vecinas 2,000 veces al día.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

En la actualidad existen diferentes tipos de tratamientos que podemos llevar acabo para la reparación de este tipo de lesiones. Sin embargo ninguno de ellos puede tomar lugar si no se realiza un diagnóstico correcto y lo más cercano a lo posible de la lesión.

El paciente debe ser inicialmente examinado, para realizar varias pruebas a su rodilla y comprobar la estabilidad del a misma. Se debe realizar una Historia Clínica completa para descartar enfermedades concomitantes. Una vez examinado el paciente, se realizan estudios complementarios que nos podrán confirmar el diagnóstico. Algunos de ellos son las radiografías simples de rodilla y una vez descartada una lesión ósea, se realizará una Resonancia Magnética IRM, para conocer los detalles de imagen por dentro de la rodilla.

Ya establecido el Diagnóstico, resta programar y planificar el tratamiento definitivo, el cual se realiza por medio de una clase de Cirugía conocida como de Mínima Invasión. Este tipo de cirugía consiste en realizar procedimientos de abordaje mínimamente invasivo o por incisiones pequeñas, que permiten accesar al sitio deseado, facilitando una mejor y más rápida recuperación en el paciente, con menor cantidad y gravedad de los efectos colaterales. Esto a su vez proporciona al paciente, la seguridad de una rápida integración a sus actividades rutinarias.

REHABILITACIÓN

Es importante tener en mente que cada paciente tiene un tiempo de recuperación distinto al de otros y esto va a depender de de los factores adyacentes con que cuente cada paciente, incluyendo la capacidad muscular y la preparación física antes y después del procedimiento quirúrgico.

Todo paciente debe ser sometido a un estricto programa de Rehabilitación una vez que es operado de Reconstrucción-plastía de Ligamento Cruzado Anterior, enfocado a la integración del paciente en un nivel igual o superior al del tiempo previo a la lesión, que incluye tratamiento de anti-fibrosis, antiinflamatorio, recuperación de fuerzo y masa muscular, re-establecer funciones musculares especializadas coordinación y de propiocepción, entre otras.

CONCLUSIÓN

Todo paciente que practique algún tipo de deporte, procura evitar este tipo de lesiones, pero cuando inevitablemente se presentan, es importante lograr su segura y rápida recuperación. Ese, es nuestro objetivo.

DR. OCTAVIO NAVARRO GRANO

CIRUJANO ORTOPEDISTA

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *